La Asociación Más que Palabras ha sido galardonada con el premio a la Buena Práctica de sector en la categoría de METODOLOGÍA otorgado por el Instituto para la calidad de las ONG, dependiente del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales.


Este premio se entregó el jueves 30 de Noviembre en Las Torres KIO en Madrid.

 

 

 

 

Durante el acto participaron: Enrique Galván (Presidente ICONG), María Andrés (Oficina del Parlamento Europeo), Ana Benavides (Fundación Lealtad), entre otros.

También tuvieron la palabra los ganadores del premio en las distintas categorías, donde Angel Palos, coordinador de programas, pudo presentar lo que se hace en la asociación así como dar Gloria a Dios y agradecer el premio.

 

La Asociación Más que Palabras, es una organización sin ánimo de lucro fundada por Don Juan José López Sanz, pastor de la Iglesia de Dios Vida Cristiana en Valencia con la finalidad de dar respuesta a las necesidades del barrio de Benimaclet de la misma ciudad.

 

Dos de los proyectos que destacan en la Asociación Más que Palabras son: Proyecto Asociándote que brinda apoyo técnico, consultoría y formación a otras entidades del tercer sector y el Portal de Transparencia donde el presupuesto, la actividad económica, la memoria de actividades, entre otros documentos, están al alcance de cualquier ciudadano que quiera consultarlos.

 

Poco a poco la Asociación ha ido desarrollando sus proyectos y un nutrido grupo de voluntarios se han sumado para  aportar su trabajo y conocimientos. Entre los voluntarios, en esta ocasión, destacamos la labor de Don Ángel Palos Tornero quien ha llevado a la Asociación a un nivel de excelencia y transparencia que le ha hecho merecedora de este premio.

Damos gracias a Dios por la oportunidad que nos brinda de servir a nuestros vecinos y por el reconocimiento que a nivel nacional se ha dado a esta labor.



 

 

La pobreza infantil ha subido del 17% al 25% en la Comunidad Valenciana durante la crisis

El 23,6 por ciento de los valencianos vivió en 2013 en hogares con una renta inferior al umbral de pobreza, cifrado en 8.114 euros para un hogar de una sola persona.

 

Esta cifra sitúa a la Comunitat como la sexta autonomía con mayor tasa de riesgo de pobreza, tres puntos por encima de la media estatal y 6,5 respecto a la Unión Europea.

Así lo recoge la primera edición del estudio anual de coyuntura 'Análisis y perspectivas Comunitat Valenciana 2014. Crisis y derechos sociales', publicado por el Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión en la Comunitat Valenciana, en el que colaboran la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, las Cáritas diocesanas de la Comunitat Valenciana y la Fundación Foessa. Incluye los datos económicos de 2013 y de la primera mitad de 2014.

Según sus autores, los profesores de Economía y Empresa de la CEU-UCH Enrique Lluch y Eduardo Esteve, "no sólo ha aumentado el número de personas en riesgo de pobreza, sino que las que son pobres lo son aún en mayor grado".

También alertan sobre las cifras de pobreza infantil que han pasado de estar por debajo de la pobreza promedio antes de la crisis a superarla, en concreto del 17 al 25%. "La pobreza infantil muestra la cara más descarnada del empobrecimiento de la población", han señalado estos investigadores.

A su vez, la renta per cápita de los valencianos ha disminuido un 11% en términos nominales desde su valor más elevado en 2008. En términos de PIB per cápita, el descenso alcanza el 21 por ciento, al pasar de 22.325 euros en 2007 a 18.344 euros en 2013.

El estudio refleja el mayor efecto de la crisis entre la población con menor nivel de renta. Un 25% de la población valenciana con menores ingresos pasa de disponer el 11% de la renta total en 2007 al 9,7% en 2013, de modo que su participación en la renta ha caído un 11,8%.

En el caso del 25% de la población con mayor renta, en 2007 tenía el 43,14% de la renta total y ha pasado al 45,32%, un 5% más.

Distribución de la renta más desigualitaria

Sus autores apuntan que "a la caída de la renta media, se suma el hecho de que la distribución de la renta se hace más desigualitaria y la renta de los grupos con menos recursos disminuye en un porcentaje superior a la media, mientras que la de los más acomodados aumenta".

Respecto a las situaciones de privación, recoge que el número de personas con "serias dificultades para llegar a fin de mes" se dobla, al pasar del 10 al 20 por ciento en 2013.

Por otro lado, señala que la bajada del paro no se debe a la creación de empleo, sino al "efecto desánimo", ya que "la gravedad de la crisis y su larga duración hace que haya personas que desistan de encontrar un empleo, pasando de desempleados a inactivos".

"Efecto desánimo" o retorno de inmigrantes

Según el estudio, Alicante es la única provincia de la Comunitat con creación de empleo neto, con 28.500 puestos creados en 2013 y primera mitad de 2014 frente a la reducción en 15.400 parados, mientras que las mejoras en Valencia y Castellón se deben al descenso de desempleados por ese "efecto desánimo" o por el retorno de emigrantes sin trabajo a sus países de origen.

La situación más crítica corresponde a los menores de 25 años, cuya cifra de paro estaba por debajo del 20% antes de la crisis y en el segundo trimestre de 2014 ronda el 60 por ciento, mientras que su tasa de actividad ha caído a un 41,23 por ciento.

Los responsables del informe han subrayado que "casi un 60% de los menores de 25 años ni tienen ni buscan ocupación remunerada y más de la mitad de los que sí lo hacen, no encuentran trabajo en la Comunitat", lo que constituye "un escenario peor que el de la media de España".

El 64,9% de los hogares no están plenamente integrados

El estudio también incluye un avance de los resultados de la próxima Encuesta sobre Integración y Necesidades Sociales 2013, que elabora la Fundación Foessa a cuyo consejo científico pertenece el profesor de la CEU-UCH Enrique Lluch, que recoge que un 64,9% de hogares de la Comunitat no están plenamente integrados, frente al 63,1 por ciento en España.

Además, el 14,5% de los hogares en valencianos se sitúan en la exclusión moderada, 1,4 puntos por encima del total estatal, y el 11,5 por ciento en exclusión severa, 2,7 puntos porcentuales más.

Según las mismas fuentes, cerca de 495.000 hogares valencianos se ven afectados por procesos de exclusión social, el 26 por ciento del total, con más de 218.000 hogares --el 44,1% del total de la exclusión-- en situación de exclusión severa. En España, 3,8 millones de hogares están afectados por procesos de exclusión social, 1,2 millones más que en 2007, con un aumento del 48 por ciento.

 

Fuente: Europa Press 29/09/2014

Una de cada cuatro familias valencianas vive por debajo del umbral de la pobreza

El Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión en la Comunidad Valenciana, en el que colaboran la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, las Cáritas diocesanas de la Comunidad Valenciana y la Fundación FOESSA, ha publicado la primera edición del estudio anual de coyuntura “Análisis y perspectivas Comunitat Valenciana 2014. Crisis y derechos sociales”, que en este primer número recopila los datos económicos de 2013 y la primera mitad de 2014. Entre los resultados del estudio, destaca que el 23,6% de los valencianos ha vivido en 2013 en hogares con una renta inferior al umbral de la pobreza, un umbral cifrado en 8.114 euros para un hogar de una sola persona. Esta cifra sitúa a la Comunidad Valenciana como la sexta autonomía con mayor tasa de riesgo de pobreza, tres puntos por encima de la media de España y superando a la media de la UE en 6,5 puntos.

Según apuntan los autores del estudio, los profesores de Economía y Empresa de la CEU-UCH Enrique Lluch y Eduardo Esteve, “no sólo ha aumentado el número de personas en riesgo de pobreza, sino que las que son pobres lo son aún en mayor grado”. En el estudio también alertan sobre las cifras de pobreza infantil, que de estar por debajo de la pobreza promedio antes de la crisis, ahora la superan, pasando del 17 al 25%. “La pobreza infantil muestra la cara más descarnada del empobrecimiento de la población”, señalan los investigadores del Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión en la Comunidad Valencia, de la CEU-UCH.

El estudio “Análisis y perspectivas Comunitat Valenciana 2014. Crisis y derechos sociales” señala también que la renta per cápita de los valencianos en términos nominales ha disminuido un 11% desde su valor más elevado en 2008. En términos de PIB per cápita esta disminución alcanza el 21%, pasando de los 22.325 euros de 2007, a los 18.344 de 2013.

A este descenso en la media, se suma que el mayor efecto de la crisis se ha detectado entre la población con menor nivel de renta. El 25% de la población valenciana con menores ingresos pasa de disponer del 11% de la renta total en 2007 al 9,7% en 2013, es decir, su participación en la renta disminuye un 11,8%. Por el contrario, en el caso del 25% de la población con mayor renta, que en 2007 ya disponía del 43,14% de la renta total, incrementa su porcentaje hasta el 45,32%, es decir, un 5% más.

Según apuntan los profesores de la CEU-UCH autores del estudio, “a la caída de la renta media se suma el hecho de que la distribución de la renta se hace más desigualitaria: la renta de los grupos con menos recursos disminuye en un porcentaje superior a la media, mientras que la de los más acomodados aumenta”. Además, con respecto al análisis de la situaciones de privación, que el estudio también aborda, destacan que el número de personas con serias dificultades para llegar a fin de mes se dobla, pasando del 10 al 20% en 2013.

Junto a las variables de pobreza y renta, el Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión en la Comunidad Valencia de la CEU-UCH, Cáritas y FOESSA también hace un análisis en este informe sobre las cifras de desempleo en 2013 y la primera mitad de 2014.

Así, se observa que la bajada en las cifras del paro no se debe a la creación de empleo, sino al “efecto desánimo”: “La gravedad de la crisis y su larga duración hace que haya personas que desistan de encontrar un empleo, pasando de desempleados a inactivos”. Alicante es la única de las tres provincias de la región donde los empleos creados en 2013 y la primera mitad de 2014 (28.500) superan la reducción de desempleados (15.400). Es decir, solo en Alicante se ha creado empleo neto. Las mejoras en las cifras de desempleados de Valencia y Castellón se deben al descenso de desempleados, bien por el citado “efecto desánimo”, bien por el retorno de emigrantes sin trabajo a sus países de origen.

La situación más crítica en materia de desempleo corresponde a los menores de 25 años. En esta franja de edad el paro, que estaba por debajo del 20% antes de la crisis, ha pasado en el segundo trimestre de 2014 a rondar el 60%. A esto se añade que la tasa de actividad ha caído a un 41,23%: “Es decir, casi un 60% de los menores de 25 años ni tienen ni buscan ocupación remunerada. Y más de la mitad de los que sí lo hacen, no encuentran trabajo en la CV”, destaca el estudio de la CEU-UCH, Cáritas y FOESSA. “Un escenario peor que el de la media de España”, según los autores del Estudio.

El estudio anual de coyuntura “Análisis y perspectivas Comunitat Valenciana 2014. Crisis y derechos sociales” incluye también un avance de los resultados relativos a la Comunidad Valenciana que formarán parte de la próxima Encuesta sobre Integración y Necesidades Sociales 2013, que elabora la Fundación FOESSA, a cuyo consejo científico pertenece el profesor de la CEU-UCH Enrique Lluch.

Según este avance de resultados, los hogares situados en la Comunidad Valenciana se encuentran globalmente en una situación de mayor vulnerabilidad y exclusión: el 64,9% de ellos no están plenamente integrados, frente al 63,1% en España. Además, el 14,5% de los hogares en la Comunidad Valenciana se sitúan en la exclusión moderada (1,4 puntos por encima del total estatal) y el 11,5% en la exclusión severa (2,7 puntos porcentuales más).

Cerca de 495.000 hogares valencianos se ven afectados por procesos de exclusión social, es decir el 26% del total de los hogares. Dentro del espacio de la exclusión en la Comunidad Valenciana destacan los más de 218.000 hogares (el 44,1% del total de la exclusión) que se encuentran en situación de exclusión severa. Un total de 3,8 millones de hogares están afectados en España por distintos procesos de exclusión social, lo que supone 1,2 millones más que en 2007, con un crecimiento del 48%.

 

Fuente: ABC 29/09/2014

Contacto:

¿Quiere hacerse socio?

Si quiere unirse a nuestra asociación, utilice nuestro formulario de contacto para recibir información. ¡Le esperamos!

 If you want to join our association, use our contact form to recieve information. We are waiting!

Le atenderemos en el siguiente horario

Ahora también puede informarse sobre todo lo relativo a nuestra asociación a través de las redes sociales.

Now you can also learn about everything related to our association through social media.
 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ASOCIACION DE APOYO FAMILIAR Y JUVENIL MAS QUE PALABRAS